Mostrando entradas con la etiqueta SERAM. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SERAM. Mostrar todas las entradas

lunes, 15 de diciembre de 2014

[Diario Médico] 'El paciente prefiere ser dueño 'virtual' de sus datos clínicos. lSegún radiólogos reunidos por RSNA en Chicago, acceder a los archivos de imagen en la "nube" mejora la satisfacción, algo que defiende la Seram.'

[...] 'Tener a mano un currículum médico, que aglutine informes y pruebas de varias décadas, es hoy imposible porque la mayoría ya ni existen, peor aún cuando la persona ha sido atendida en centros sanitarios de diferentes entidades autonómicas, locales o privadas. La ley protege el derecho del paciente a disponer de su información clínica, aunque no todos los centros responden con la misma diligencia para entregar los informes y las imágenes de pruebas diagnósticas.

Mientras la Administración sanitaria se esfuerza en mejorar la gestión de los llamados PACS, o sistemas de almacenamiento de imágenes radiológicas, los profesionales abogan por la propiedad absoluta de un paciente que decida a quién mostrar sus datos clínicos depositados en un servicio virtual, generalmente administrado por terceros. Esta tendencia, defendida por la Sociedad Española de Radiología Médica (Seram), se ha experimentado en Estados Unidos con buenos resultados, según un estudio presentado en el congreso anual de la Sociedad Radiológica Norteamericana (RSNA en sus siglas en inglés), celebrado la pasada semana en Chicago, que dispone de una red de imágenes compartidas.


jueves, 2 de octubre de 2014

[Gaceta Médica] 'Opinión. A corazón abierto: ¿Radiología sin radiólogos?'

'Los avances en la transmisión de información han hecho posible enviar complejas exploraciones a distancia. Hoy en día, la telerradiología permite que cualquier exploración pueda ser estudiada e informada por un radiólogo situado incluso a miles de kilómetros.
 
Para los gestores, la telerradiología abre otra posibilidad: prescindir del radiólogo local y subcontratar el informe de las pruebas realizadas, de modo que los centros radiológicos tendrían personal técnico y los informes los harían empresas externas con radiólogos contratados. El informe radiológico se convertiría así en una especie de materia prima, que se contrataría al mejor postor y que permitiría reducir costos gracias a la competencia entre empresas de todo el mundo. La realidad es que esto no es el futuro: ya hay aquí centros que funcionan así.
Aunque aparentemente tiene ventajas, este esquema se basa en varias falacias que conviene conocer.